El Tarlà de la Argentería y los otros Coronavirus que Girona ha superado
Girona Flower Time 2020
#36 Agenda y espectáculos Girona Tiempo de Flores 2020
02/03/2020
Euroleague Women in Girona
Burbuja del mejor baloncesto europeo en la ciudad
29/11/2020
 

El Tarlà de la Argentería y los otras epidemias que Girona ha superado

La ciudad de Girona ya ha sobrevivido en el pasado a pandemias como el Coronavirus

 
 

Girona y Cataluña han sobrevivido históricamente muchos escenarios complicados similares a lo que nos toca vivir actualmente debido a la pandemia mundial de Coronavirus este 2020. En tiempos pretéritos la frecuencia y agresividad de las pestes y epidemias era mucho más acentuada y difícil de combatir.

El primer dato documentada de un hecho similar ocurrido en la ciudad la encontramos en febrero de 1349, cuando una peste llamada "Mortandad de los Niños" llegó a su fin después de años reduciendo sensiblemente la población gerundense, que lo perdió prácticamente aunque quedó sometida en la ruina.

Casi treinta años después, en 1371, renació con el nombre de la "Mortandad de los Adultos", que llevó al Papa Gregorio XI a conceder una indulgencia plenaria y remisión de todos los pecados a los habitantes de Girona, para así "proveer de salud a las almas de los ciudadanos "por la gran mortandad que provocó esta nueva peste.

Las epidemias retornaron a Cataluña, y en Girona lógicamente, de 1410 al 1494, con sucesivos contagios que perpetuaron la enfermedad durante años, hasta que finalmente se acabó prohibiendo el acceso a la ciudad de foráneos provenientes de zonas infectadas.

En 1515 una epidemia procedente del Rosellón y de Barcelona llevó a los Jurados proceder con la expulsión de las prostitutas de la ciudad, para "aplacar la ira del cielo". Cinco años después cuando ya se creía superada la epidemia, retornó con mucha más virulencia hasta el 1531, provocando "un pánico extraordinario", con gran parte de los gerundenses huyendo por piernas, y los oficiales de la realeza, dejando la ciudad sin autoridad.

Una epidemia de gripe iniciada en 1563 y finalizada en 1580 con la denominación de "Cucurella", dejó a casi todos los habitantes con proceso gripal. Pero lo peor estaba por llegar, la peste más devastadora de los tiempos modernos fue la de 1650, a la altura de la peste negra de 1348. Girona ciudad perdió poco más de 1000 vidas, una quinta parte de la población de todo Cataluña acabar desfalleciendo, con un catastrófico posterior rebrote en 1.653.

 
 
Girona ya ha superado previamente epidemias y pandemias como el Coronavirus, e incluso han nacido leyendas como las del Tarlà que aún perduran
 
 
 
 

El orígen de la leyenda del Tarlà de la Argentería


El Tarlà de la Argentería, es una de las figuras más queridas del imaginario gerundense, un muñeco que cuelga de lado a lado de la calle de la Argentería y que se hace girar durante determinados días del año.

Su historia se remonta a una época en que las diversas pestes que habían acosado la ciudad, se habían transformado en uno de los miedos más arraigadas entre la población. Un pequeño brote de una de estas se manifestó en la calle Argentería, provocando el pánico entre la población. Para evitar los posibles contagios al resto de la ciudad, la calle fue puesto en cuarentena y cerrado y cerrado con una valla de cañas, sistema que también fue utilizado para las puertas y ventanas para que se creía que impedían la transmisión de la pestilencia.

 
 
 
 

Los vecinos de esa calle de Girona se vieron obligados a permanecer aislados, en una cuarentena que les mantuvo sin poder salir durante largas jornadas, llenas de aburrimiento y tristeza, como actualmente nos está pasando en pleno 2.020 con el Coronavirus. Justo entonces nació la leyenda del personaje popular del Tarlà, un acróbata decidió realizar piruetas por el medio de la calle, como los del circo, distrayendo así a los niños y ayudando a todos a no caer en la angustia.

Aunque hoy en día se recuerda a este gerundense, con un muñeco que cuelga de una barra giratoria, imitando sus recovecos. El Tarlà de la Argentería se convirtió en una figurada muy estimada por los gerundenses para transmitir alegría y positivismo en épocas muy complicadas.


 
 
 
 

La leyenda del Tarlà de la Argentería y el popular xuixo gerundense


Una curiosa leyenda nos narra que el Tarlà de la Argentería estaba enamorado de la hija de un pastelero, y éste no les permitía estar juntos de ninguna de las maneras. Un día, aprovechando que el pastelero había marchado, el Tarlà animó a hablar con la chica, pero de repente sintieron como el pastelero volvía y el Tarlà no tuvo otra opción que esconderse dentro de un saco de harina. Mientras permanecía escondido, esperando que el hombre se fuera, respiró los restos de harina que había en el saco y estornudar con tan mala suerte que el padre de la chica lo descubrió.

El Tarlà de la Argentería, que quería hacerse perdonar y pedir la mano de aquella chica que le había robado el corazón, hizo una sorprendente propuesta al pastelero, la receta de un dulce desconocido a cambio de la mano de la hija y el perdón. Es de esta manera como el xuixo se convirtió en el dulce más conocido de Girona, y el Tarlà se pudo casar con su enamorada.

 
 
 
Reservar
Español